Nuevos retos para el Hospital del Niño

 Por: Raúl Pagán

     El Hospital del Niño se enfrenta a nuevos retos a causa de la crisis económica que enfrenta el País, por lo que intentan conseguir nuevas alternativas para continuar brindado sus servicios.

     Uno de los retos más grandes que enfrenta el Hospital es que cada vez que un paciente cumple 21 años tiene que abandonar la institución y ser reubicado en un hogar que el Departamento de la Familia entienda que sea apropiado.

     Siendo esta, una de las razones primordiales para la recaudación de fondos para poder expandir su planta física y acomodar más pacientes en su institución. Lo cual evitará que muchos pacientes sean removidos una vez llega a la mayoría de edad.

        El Presidente del Comité de Construcción, Luis Vivaldi, está muy comprometido con esta causa, ya que por más de 10 años ha demostrado su compromiso ayudando al Hospital del Niño para poder lograr esta meta.

      “Al tener cinco cuerdas de terreno en la parte posterior del edificio principal, estamos trabajando para utilizarlas para el acomodo de más pacientes y ofrecerles una mejor calidad de vida y estadía por un tiempo indefinido. Queremos que entiendan que esto no solo es un hospital, sino su hogar”, comentó Vivaldi.

     El Hospital del Niño no tan solo le brinda sus servicios a todos sus pacientes residentes, también le ofrecen a más de 3,000 pacientes que proveen servicios de terapias mensualmente alrededor de la Isla.

       La pregunta es, ¿para qué otros hogares van esos pacientes de autismo luego que cumplen los 21? Lamentablemente los transfieren a un hogar de anciano, pero lo más preocupante es que esos pacientes necesitan un “partner” en la vida para que los cuiden o estén a sus lados hasta que se mueran, debido a que no se pueden velar por si mismo.

          En estos últimos años, se ha reportado varias muertes de niños con autismo a edad temprana por depresión.  La razón por lo cual se deprimen en eso hogares es porque son desconocidos, aburridos y no son un ambiente conocido o familiar para ellos. Se acostumbran a la crianza en ese hogar y todas las actividades que participan, y con ese cambio de ambiente, se deprimen y no hay otros hogares hechos en el país que acepten a esos pacientes con autismo.

         Luego de varias demandas, el Gobierno Federal está haciendo un movimiento para establecer en cada pueblo de Puerto Rico unos centros que puedan acoger a estos jóvenes de 21 años.

      “Tiene que haber un centro del Departamento de Familia que coja a estos niños” reclama María López, directora ejecutiva del Hospital del Niño. “El tribunal obligo a las agencias que tienen que crear centros organizados para trabajar con este tipo de población, no solamente para los niños con autismo, sino también para niños de discapacidad intelectual”, añadió.

Los pacientes que recibe el Hospital del Niño están entre los 0 a 21 años, de escasos recursos económicos y en su mayoría referidos por el Departamento de la Familia. Todos los pacientes que residen en el Hospital, padecen de condiciones crónicas o severas. Su misión es rehabilitar niños con discapacidades físicas y/o mentales y lo han hecho por todos estos años.

     La visión es seguir expandiendo los servicios que ofrecen en la actualidad, enfocándose en la rehabilitación e integración a la sociedad.

La construcción de un segundo edificio conlleva, no solo una inversión millonaria, pero habilitarla al programa de vida independiente requiere aún más esfuerzos y serán muchos de sus pacientes los que se beneficiarán del mismo. De esta manera cumplen a cabalidad con la visión y misión, es el compromiso del Hospital que sus pacientes puedan integrarse a la sociedad y rehabilitarse.

         María López, comenta, “trabajamos a diario con esta problemática social, sabemos que esta población no tiene lugares a donde ir y pierden todos los esfuerzos de salud y rehabilitación que se les han ofrecido durante todas sus vidas”.

      Es por esto que, López exhorta al público que apoyen esta causa exigiéndole al gobierno que tomen medidas por medio de asignaciones especiales y legislaciones que apoyen esta población que en muchas ocasiones es olvidada. A su vez, entiende que el gobierno no tiene los recursos ni el tiempo, para brindar las ayudas necesarias a entidades como la que dirige.

       López invita al público a involucrarse para hacer la diferencia en la vida de las personas con discapacidades.

Los lugares recreativos que el Hospital del Niño le ofrece a sus pacientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s